Domingo, 18 de Febrero de 2018
La Voz Opositora Independiente

Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos calificó la situación de Venezuela como alarmante y catastrófica

13/02/2018 Daniela

La crisis económica que atraviesa Venezuela, por tercera vez consecutiva vuelve a ser tema de discusión en la Comisión Interamericana de Derechos Humanas,(CIDH) a causa de la fuerte crisis económica, política y social que enfrentan los habitantes del país caribeño.

La CIDH, deslegitimó las “fraudulentas” elecciones convocadas por la “usurpadora” Asamblea Nacional Constituyente, para el primer cuatrimestre del 2018 y anunciadas por el “añejo e ilegal” Consejo Nacional Electoral para el 22 de abril.

También te puede interesar: ¡LA CÁRCEL LOS ESPERA! Santiago Cantón: “Está comprobado que hay violaciones a los derechos humanos en Venezuela y que hay una responsabilidad del estado” 

En el informe, los expertos señalan el uso de la violencia, la censura de medios de comunicación o la falta de independencia judicial como ejemplos de la ruptura total del orden constitucional, algo de lo que ya han alertado otros organismos internacionales.

Francisco Eguiguren, el presidente del organismo, afirmó que “consideramos que la democracia requieres de elecciones libres, confiables y transparentes. Cualquier futuro proceso electoral solo tendrá credibilidad y legitimidad si cumple de manera estricta con estas garantías”.

En el texto, que ya han realizado en el 2003 y el 2009 muestra la preocupación de la organización ante la continuada escalada autoritaria emprendida por el chofer de Miraflores y sus esbirros desde principios de 2017,

A pesar de que el comunicado no tiene ningún efecto ejecutivo ya que la función de la Comisión es proporcionar información, denunciar violaciones y recomendar, se quiere establecer la emergencia que existe en el país suramericano.

En las conclusiones del documento presentado, se puntualizó que “el Consejo Nacional Electoral no presenta las garantías mínimas de independencia e imparcialidad. La Fiscalía general ha declinado su mandato constitucional de servir a la ciudadanía y la democracia. Por tanto, los habitantes de Venezuela enfrentan serios obstáculos para ejercer sus derechos políticos y participar en la vida pública. La utilización del poder punitivo para judicializar la protesta pacífica y perseguir penalmente a disidentes políticos es otro ejemplo de esta desviación de poder”.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!