Lunes, 17 de Diciembre de 2018
La Voz Opositora Independiente

La infancia indefensa y condenada ante las malas políticas del estado

04/10/2018 Fernando

La dictadura venezolana está condenando al país a carecer de juventud, gracias a que gran cantidad de niños, niñas y adolescentes están desapareciendo producto de la incapacidad de los entes del estado de enfrentar la crisis humanitaria que hoy está prácticamente diezmando a la población.

El régimen venezolano solo se ocupa en mantenerse en el poder ignorando las necesidades  fundamentales de la población más vulnerable: los niños, niñas y adolescentes; quienes son los que tienen menos voz pero están sufriendo en carne propia las calamidades que ha provocado la clase política más destructiva que ha estado en el poder en toda la historia republicana.

También te puede interesar: Alerta: el número de suicidios infantiles va en aumento

Es una escena común en casi todas las ciudades del país niños deambulando por las calles, comiendo de la basura porque el régimen les ha negado prácticamente lo más básico que cualquier persona tiene derecho; los tres platos de comida al día.

En un estudio realizado por el Centro Comunitario de Aprendizaje; conjuntamente con la Cecodap y el Observatorio Venezolano de la Violencia, basado en una revisión de una gran cantidad de trabajos periodísticos realizados durante el año 2017; se ha encontrado una terrorífica realidad. Una gran cantidad de niños, niñas y adolescente han sido víctimas, no solo de la violencia común; sino también de la llamada violencia estructural.

En ese sentido, además de los menores que perdieron la vida víctimas de hechos violentos, una cantidad sin precedente han sucumbido ante las consecuencias de la crisis económica, política y social en la que la dictadura venezolana ha sumido al país.

Es así como, el informe detalla que  “205 menores de edad murieron por desnutrición, 270 fallecieron por contaminación intrahospitalaria, 92 por falta de medicamentos, 49 infantes se intoxicaron por consumo de alimentos provenientes de la basura, 67 porque no fueron vacunados, 168 presentaron cuadros maláricos”.

Todo esto ha sido catalogado como violencia estructural donde la muerte de menores es la consecuencia más grave. Sin embargo también se encuentra dentro de esta categoría el hecho de que muchos niños actualmente viven en refugios y en invasiones, amén de que existe una gran cantidad de ellos que no tienen acceso a la educación formal.

Una nueva circunstancia viene a agravar la situación ya existente; y es que debido a la crisis migratoria que se ha presentado los últimos años en el país, muchas familias se han desmembrado y el eslabón más débil, los niños, es el que está sufriendo con las consecuencias ya que muchos de ellos, al no tener documentación en regla, o porque los padres han tenido que emigrar hacia un destino incierto, se han tenido que quedar sin su protección en el país.

Esta situación coloca a los menores en otra posición riesgosa para su salud, tanto física como mental y emocional.

El informe en cuestión concluye que Venezuela, debido a esta trágica circunstancia por la que está pasando la niñez; se está quedando sin juventud, ya que esta situación lejos de acabarse, está creciendo cada día más, bajo la mirada indolente de la dictadura más inhumana que hoy ostenta el poder en el país.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!