Viernes, 16 de Noviembre de 2018
La Voz Opositora Independiente

Maduro a los empresarios: "¿Qué quieres? ¿Que te haga el muchacho y te lo para también?"

13/10/2018 Eucaris

¡Qué bochorno! El Jefe de Estado Nicolás Maduro – quien un día le tiende la mano a los empresarios y al siguiente le lanza el puño –, enfiló baterías nuevamente contra el sector empresarial del país al que le reclamó su responsabilidad por la espiral hiperinflacionaria que azota a todos los venezolanos y por no ayudarlo a combatir su imaginaria “guerra económica”.

Durante la clausura del Congreso Constituyente de la Clase Obrera – que transmitió obligatoriamente por radio y televisión desde la sede de Pdvsa en La Campiña – Maduro se dirigió a los empresarios venezolanos preguntándoles si querían algo más que el pago de la nómina por parte de su gobierno.

Esto lo sacó a relucir porque el pasado 17 de agosto, al anunciar el Plan Nacional de Recuperación Económica que estableció el salario mínimo en Bs.1 mil 800, el propio Maduro se ofreció a pagar las nóminas – durante tres meses – al sector empresarial, con la supuesta intención de que esos costos laborales no se reflejaran en el precio final de los bienes y servicios transados en la economía venezolana y tampoco impactaran en el índice de desocupación.

Muchos empresarios registraron sus nóminas en la Plataforma Patria para que el Estado asumiera el pago de los trabajadores hasta el mes de noviembre – inclusive –; pero otros se abstuvieron de hacerlo porque vieron en la medida un mecanismo de extorsión por parte del régimen.

Maduro – quien al parecer se cree dueño de los recursos del erario público –, atacó a los empresarios verbalmente, asegurándoles que él hace todo por ellos y no se ve retribuido.

Te pagué la nómina. Único lugar del mundo que se hace eso, en nuestro país”, dijo el mandatario, mientras iba cambiando su tono a uno más agresivo. “Además, les doy la materia prima en la boquita y además les doy crédito en bolívares”, aseguró Maduro según reseñó el portal Venezuela Al Día.

Cuando se creyó que todo había finiquitado, continuó con la retahíla y dijo que su gobierno les había otorgado un crédito de Bs.10 mil millones para que operaran, además de $200 millones para que hicieran las importaciones necesarias.

“¿Qué quieres? ¿Que te haga el muchacho y te lo para también?” exclamó un Nicolás Maduro que creía que se la estaba comiendo, entre los aplausos y risas de los presentes. “¿Que te lo amamante?”.

También te puede interesar Consecomercio denuncia que transporte de carga está paralizado en 60% Consecomercio denuncia que transporte de carga está paralizado en 60%

La cabeza del poder Ejecutivo – que en definitiva perdió el respeto a todo y a todos –, indicó que los empresarios no tenían excusas para subir los precios de los productos tal como está ocurriendo y los acusó de ser los responsables de la espiral hiperinflacionaria que ya este mes de octubre cumple un año.

No tienen excusas para decir ‘subo los precios’. No la tienen compadre, porque te pagué la nómina. Es el único lugar del mundo donde se hace eso. Además les doy la materia prima en la boquita, les doy el maicito en la boquita (…) además les doy crédito en bolívares. Saqué, pa, pa, pa, para que operaran, y les di 200 millones de dólares. ¿Qué más quieres? ¿Que te haga el muchacho, te lo para y te lo amamante también?”.

Pero es que Maduro no reconocerá jamás, que él y sus medidas de controles adelantadas desde el año 2013 cuando tomó posesión del cargo, son las responsables de que el país esté sumergido en una recesión económica de la cual no ha podido salir en este lustro, pero además de la inflación que no ha parado de crecer desde entonces, pero que se ha profundizado en los últimos 12 meses.

De hecho, Maduro calificó como una “barrabasada” las proyecciones hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de la inflación en Venezuela para 2019 de 10.000.000%.

Acompañado de los sindicatos chavistas – encabezados por el eternizado Will Rangel al frente de los trabajadores de Pdvsa –, Maduro clausuró el Congreso Constituyente de la clase obrera – que nadie sabe dónde sesionó – y en el cual el constituyente Oswaldo Vera, propuso la creación de una fiscalía especial para el cumplimiento de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).

Tal vez se dieron cuenta de que la Inspectoría del Trabajo quedó como un adorno, pues el principal violador de los derechos laborales es el Estado venezolano.

Rangel y su cohorte, propusieron en nombre de la clase obrera, la creación de micro misiones destinadas al fortalecimiento de la producción nacional -  y cuyos detalles tampoco fueron expuestos en la cadena –, esto enmarcado en el Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que se anunció en agosto.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!