Sabado, 16 de Febrero de 2019
La Voz Opositora Independiente

Prostitución, otra consecuencia del Socialismo del Siglo XXI

10/05/2018 Anngi Sarmen

La prostitución es un “negocio” que nunca pasa de moda. En Venezuela las chicas jóvenes, con buen cuerpo y con una muy baja calidad de vida son “cazadas” por mujeres mayores que ya están metidas en el “negocio”, y a quienes deslumbran enseñándoles bienes materiales que las adolescentes no pueden tener.

Debido a las precarias condiciones que hoy día se viven en el país caribeño, muchas jóvenes ven en su cuerpo la salida para mejorar su vida y lo que no saben es que serán “esclavas” de redes de prostitución hasta que puedan zafarse de ellas, lo que no es para nada fácil.

Las mujeres encargadas de la captación le ofrecen a las que se van a iniciar en el negocio de la prostitución villas y castillas. En definitiva es trata de mujeres, pues se las llevan a otros países incluyendo Colombia, Brasil y hasta México. Les pagan el traslado en avión y comienzan a darles comida que en su vida habían consumido y que hoy día en el territorio venezolano no pueden comprar, pero nada de esto es regalado, más bien va aumentando la cuenta que deben a la red de prostitución que las está contratando.

También te puede interesar: Conoce la "pobre" solución de Roberto Messuti para combatir la crisis económica

Las recién iniciadas no saben bien cómo es el negocio, lo cierto es que se llevan la sorpresa cuando cobran por los favores sexuales grandes cantidades y a ellas les pagan una mísera cantidad, de paso tienen una deuda con la red que prácticamente es impagable. Esta es otra consecuencia de la grave crisis económica, financiera, social y política que se vive en Venezuela producto del “socialismo del siglo XXI”, donde no existe la posibilidad de vivir con un salario mínimo. Hay quienes ganan mucho más y tampoco les alcanza. Estas jovencitas por la desesperación y por no haberse preparado para el futuro deciden “experimentar” en este negocio, del cual podrán apenas medio salir en muchos años, tras haber cancelado toda la deuda que significa su traslado, la comida, la estadía en otro país en el que no conocen a nadie.

Es triste ver cómo jóvenes con un futuro por delante, lo destruyen, pues en el país suramericano los sueños parecieran haberse acabado. Las personas tratan de mantenerse con una esperanza, pero no se sabe aún cuanto tiempo falta para salir de la pesadilla que significa tener como Presidente a un dictador de la calaña de Nicolás Maduro.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!