Viernes, 16 de Noviembre de 2018
La Voz Opositora Independiente

Régimen de Maduro enfrenta “guerra mediática” con un ejército de trolls

14/10/2018 Eucaris

En las mentes de quienes lamentablemente llevan las riendas de Venezuela, retumba una palabra que han machacado hasta meterla en el torrente sanguíneo de los venezolanos: guerra.

“Guerra económica”, “guerra mediática”, “guerra de tercera generación”, “guerra de cuarta generación”, “guerra psicológica”, palabras que integran la neolengua impuesta desde tiempos de Hugo Chávez…

En fin, Venezuela – según ellos – vive sometida a una guerra permanente por parte del imperio norteamericano, al que odian con el alma y el corazón, pero del cual han aprovechado todas las herramientas y avances tecnológicos y digitales posibles, para intentar imponer su hegemonía comunicacional en el país, aislar a los venezolanos del mundo e intentar revertir la negativa opinión pública que se cierne sobre el dictador.

No olvide que el socialismo aspira siempre a controlar a la sociedad, al mercado y al individuo y en la guerra – como en el amor – todas las estrategias son válidas, aunque éstas vengan con la etiqueta #MadeInEEUU.

En ningún momento reconocerán que la única situación real es que Venezuela vive hoy una economía de guerra, tras 20 años de dilapidar los recursos de la nación, de robarse lo que corresponde a todos los venezolanos y de sumirnos en la recesión económica más extensa de nuestra historia y en una ola hiperinflacionaria, fenómeno hasta hace poco desconocido por nosotros y que ya este mes – por cierto – cumple su primer año en Venezuela.

Como a estos gobiernos dictatoriales y despóticos les interesa sostenerse en el poder – a cualquier costo – no les importa gastar los recursos que se necesitan para dotar los hospitales públicos, para comprar medicamentos y alimentos y para resolver el gravísimo problema de inseguridad que reina en el país, en cosas más banales para el común de la gente, pero de vida o muerte para ellos.

Ellos prefieren invertir esos dólares – porque este tipo de transacciones no se cancela en bolívares devaluados – en dotar a un ejército de personas con equipos de alta tecnología y en comprar voluntades de las mentes más brillantes para hackear, hatear y trollear.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), no son más que un conjunto de herramientas maravillosas relacionadas con la transmisión, procesamiento y almacenamiento digitalizado de la información. Son un aliado perfecto de cualquier emprendimiento, pero también de las almas oscuras que manipulan con fines perversos a esa masa amorfa que está detrás de un computador y que tiene facilidad “de morder el anzuelo”.

El gobierno bolivariano viene con todo y ha armado un ejército de trolls para dar una de las batallas más importantes de todas: la mediática.

Ya no se conforman con haber comprado a la mayor cantidad de medios de comunicación en Venezuela, cuyas líneas editoriales oficialistas le han tumbado el raiting – en el caso de la televisión y radio comercial – y han lanzado al piso las ventas de la prensa escrita – particularmente Últimas Noticias que, durante muchos años, fue el medio impreso con mayor tiraje y el más leído entre la población venezolana –, sino que también amedrentan, persiguen y amenazan a periodistas y reporteros gráficos, los obligan a borrar todo material grabado – según ellos – de manera “irregular” y han utilizado a la estado Cantv, para bloquear el acceso a internet de aquellos portales digitales que incomodan al régimen de Maduro.

También te puede interesar Néstor Garrido, secretario de Mejoramiento Profesional del CNP, aseguró que Venezuela vive un apagón informativo por presión ejercida desde el gobierno

La libertad de expresión y la libertad de información están condenadas a muerte por el régimen de Nicolás Maduro, quien – ante la imposibilidad de bloquear las redes sociales como Twitter, Instagram, Facebook y YouTube – ha decidido contraatacar y conformar un ejército para emprender su propia “guerra comunicacional mediática” contra el mundo capitalista y neutralizar lo que para ellos es una amenaza mortal.

Se apoyan en la neolengua y hacen hincapié en la terminología “militar” para infundir miedo en la población. Cuando oiga las palabras “unidad, lucha y estrategia”, no olvide que detrás de ellas hay un ejército de bots (usuarios fantasmas) bombardeando miles de mensajes que buscan dar sensación de unidad, de poder, de cohesión.

El usuario identificado como @ale_dr1903 en la red social Twitter, redactó un hilo bien interesante a través de su cuenta, donde denuncia la creación de un ejército de trolls por parte del régimen, para enfrentar la “guerra mediática”.

Un troll es una persona contratada para publicar mensajes instigadores en vehículos de comunicación vía Internet, como blogs, foros, biografías de Facebook, salas de chat, Twitter e Instagram, por nombrar algunos.

¿Cuál es el trabajo de un troll? Boicotear, insultar, degradar, ofender, amenazar y difamar a otros. Aun cuando en Venezuela existe una Ley contra el Odio – por la cual están o estuvieron presos algunos políticos opositores al régimen, entre ellos el desterrado Villca Fernández –, ésta aplica sólo a los opositores, no lo olvide, nunca a los oficialistas.

Los trolls harán publicaciones irritantes para molestar, provocar o crear controversia no constructiva, es decir, para que usted muerda el anzuelo.

Al troll no le importa mucho lo que dice y menos la reacción que pueda provocar en la persona insultada, él sólo quiere “brillar” o “joder” por un momento.

Preocúpese si cae en la mirada de un hater, pues a diferencia del troll, sí cree genuinamente en lo que dice y hace lo imposible por demostrar su punto de vista, aunque esté equivocado, y como el régimen de Nicolás Maduro está lleno de fanáticos, ya usted sabe por dónde irán los tiros (fanático = irracional).

¿Cuál es el trabajo de un hater? Boicotear, insultar, degradar, ofender, amenazar y difamar a otros, pero cree lo que dice y eso lo torna peligroso. En esta categoría están los fanáticos, los adoctrinados, los izquierdistas trasnochados.

Al acto de hacer este tipo de comentarios o participaciones en línea se le conoce como trolling.

¿Cuál es la coincidencia entre troll y hater? Son ANÓNIMOS.

Pero el ejército liberador de trolls del régimen de Maduro, estará acompañado de otras figuras interesantes como los hackers y los crackers.

Los hacker, son las mentes brillantes que utilizan sus conocimientos técnicos para superar un problema, normalmente asociado a la seguridad; son personas capaces de detectar errores o fallos en sistemas informáticos para luego informar de ellos a los desarrolladores del software encontrado vulnerable e incluso a todo el público.

Los cracker, si bien también son mentes brillantes capaces de colarse en los sistemas, estos los hacen con propósitos ilícitos.

Este ejército de trolls no puede estar completo sin los bots – aféresis de robots –, que no son más que programas informáticos que adelantan automáticamente tareas repetitivas a través de Internet y cuya realización por parte de una persona sería imposible.

¿Se ha preguntado alguna vez por qué el régimen logra posicionar siempre sus etiquetas en el primer lugar del Trending Topic en Venezuela? La respuesta está en los bots.

También te puede interesar La Raas, el mecanismo chavista para convertir a los vecinos en enemigos

Ahora veamos de qué va la guerrilla comunicacional.

El proyecto de Formación del Ejército de Trolls de Venezuela para Enfrentar la Guerra Mediática es un manual creado por el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y  Paz, que detalla los pasos a seguir para lograr controlar la información que se distribuye a través de Twitter, Instagram, Facebook y Youtube.

El usuario @ale_dr1903 explica paso a paso de qué va el proceso.

El manual explica que hay que designar a un determinado número de personas para manejar una cantidad determinada de cuentas.

En las escuadras – término militar –, una persona maneja 23 cuentas.

Un pelotón – término militar –, conformado por 10 personas, maneja 230 cuentas.

Una compañía – término militar –, conformada por 50 personas, maneja 1 mil 150 cuentas.

La función de las escuadras es tener un equipo de prensa que cree las noticias y un equipo de diseñadores gráficos que cree flyers y edite fotografías (por supuesto no pueden faltar los memes).

Pero además hay una escuadra de sistemas, que se dedican a crear software para computadoras y celulares, para hackear y crackear.

Esto implica que esta gente posee software para vulnerar cuentas de usuarios en las redes sociales”, explica el usuario @ale_dr1903.

Pero advierte de una figura mucho más peligrosa: la escuadra de incubadores, que confirma la teoría de que el gobierno venezolano utiliza los bots, creando cuentas falsas en redes sociales y dándole personalidad a cada una de ellas.

Crean cuentas en redes sociales, y les dan "personalidad a cada una de ellas”.

Para promover las campañas del gobierno, emplean las escuadras de ataque, que generan falsos positivos para confundir a la oposición.

¿Cómo se conforman estos grupos? Los escuadrones incitan al odio y publican información a favor de la revolución. Cada escuadrón estará constituido por entre cinco y 50 personas.

Los pelotones tendrán dos periodistas, dos diseñadores (memeros), dos creadores de cuentas falsas (encubadores), dos creadores de falsos positivos, y dos hackers-crackers.

El usuario que formula la denuncia indica que hay escuadrones de varios tipos: los pro revolución; los opositores falsos; los que no hablan de política; los que solo habla de sexo, eventos públicos y demás; y los creadores de falsos positivos – para trollear a la oposición –.

¿Y cómo llegan a más gente? Pues aplicando las estrategias del imperialismo mismo: utilizando el marketing empresarial y poniendo en práctica técnicas ilegales en las redes sociales.

¿Cuáles con esas técnicas ilegales? La creación de páginas web informativas para compartir información del gobierno; la compra de cuentas en las diferentes redes sociales – todas deben superar los 100 mil seguidores –; la creación de influencers y la compra de por lo menos 400 mil seguidores, fundamentales para hacer llegar su información.

Esto puede implicar que estas personas estén, además, preparadas para hackear a todo aquel que tenga cuentas con estas cifras, para hacerse con sus demográficas. Ya hablamos que tienen crackers y hackers trabajando en esto, así que, no me parece algo imposible”, advierte.

También se prestarán para programar bots de Twitter a fin de posicionar Tendencias y compartir artículos de páginas de noticias pro gobierno.

Y finalmente, como lo vimos durante las elecciones, hay que invertir en publicidad de Google. Actualmente, para el momento que crearon el documento, esta gente contaba con 500 cuentas de Twitter: 100 chavistas; 100 ni-ni (no hablan de política); 100 "mujeres sexys"; 100 creadores de noticias falsas - potes de humo; y 100 periodistas/bots que comparten noticias”,

¿Qué necesitan para lograr todo esto? Herramientas: Tarjetas SD, líneas de teléfono, planes de datos, grupos de Whatsapp, Apps para administrar multicuentas (TweetDeck), compartir archivos en la nube, etc.

Así que el socialismo que lo quiere llevar a usted de regreso al siglo XIX, está manejando todos los hilos para que esto ocurra... pero usando las herramientas del siglo XXI. Habrá que esperar a ver si realmente la Cantv - a través de su "rápido" servicio de Banda Ancha -, los ayuda a concretar el macabro plan.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!