Lunes, 17 de Diciembre de 2018
La Voz Opositora Independiente

Profesores universitarios ganaron una vida paupérrima con el aumento presidencial

05/10/2018 Yeli

Definitivamente el aumento presidencial del salario mínimo ha traído como consecuencia múltiples conflictos, debido a que las escalas salariales están siendo ignoradas, y pese que la persona tenga los altos estudios y experiencia, cobran todos por igual. Esa es la triste historia de los profesores universitarios que imparten clases en la máxima casa de estudios, la Universidad Central de Venezuela, quienes a pesar de estar sumamente preparados a nivel académico, están ganando el irrisorio sueldo de 1.800 bolívares soberanos.

Y es que el régimen del dictador Nicolás Maduro no se cansa de cometer atrocidades, pues lo que está haciendo es desmotivar a cada profesional que se encuentra en la nación caribeña, y por tal motivo están tomando la decisión de migrar hacia otros destinos de la región, donde su trabajo y su preparación sí se reconozca como debe ser.

Pese a esta grave situación, y debido a que con el aumento a las universidades les están desconociendo propiamente lo que son las escalas que se habían establecido desde el año 1980, el vicerrector académico de esta casa de estudios, Nicolás Bianco aseguró que la UCV no cerrará sus puertas, esto a pesar de que la medida del dictador Maduro ha causado un gran colapso.

También te puede interesar: Fedeagro: “Es necesario soltar el precio del café para beneficio de los productores y agricultores

Durante el día de ayer en los espacios de la Universidad Central de Venezuela se analizó el impacto de los gastos de los profesores, quienes expresaron su real indignación ante la medida del régimen, por tal motivo se declaró en emergencia humanitaria a toda esta comunidad.

Colocando un ejemplo, el vicerrector académico, Nicolás Bianco, ocupa lo que es el máximo escalafón en la tabla salarial. Si se hubiese respetado la tabla salarial ganaría 32.000 bolívares soberanos, sin embargo ahora lo que gana son 5.000 bolívares soberanos, según el esquema enviado por la OPSU y que comenzó a estar vigente desde el 1ero. de septiembre de 2018.

Por otra parte se informó que las becas estudiantiles, las cuales constituían una verdadera ayuda para los estudiantes, ahora serán de 8 bolívares soberanos, mientras que la cobertura del seguro de hospitalización, cirugía y maternidad del personal docente pasó a ser de 6.000 bolívares soberanos, monto que no alcanza literalmente para nada.

Esta situación es alarmante, pues según se afirmó, en los últimos dos meses la rectora Cecilia García Arocha ha firmado más de 100 renuncias, específicamente del personal administrativo. Actualmente hay 200 profesores menos, según explicó.

Según afirmó el vicerrector, es la primera vez en toda la historia de la Universidad Central de Venezuela que se haya declarado emergencia para todos los integrantes de la casa de estudios.

El régimen del dictador Nicolás Maduro ha llevado al caos a todos los sectores del país. Cada vez la situación se acrecienta más, y ante este hecho diariamente aumenta la cifra de migraciones de profesionales hacia otros países.

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!