Miércoles, 23 de Mayo de 2018
La Voz Opositora Independiente

WSJ: La cuenca del Lago de Maracaibo, de gigante petrolero a reducto de crimen y hambre

21/01/2018 Fernando

“Cuando voy a Maracaibo, y empiezo a pasar el puente; siento una emoción tan grande que se me nubla la mente”. Así comienza una famosa canción venezolana aludiendo al puente sobre el lago de Maracaibo.

Eran otros tiempos cuando al atravesar el puente Rafael Urdaneta, el espectáculo que ofrecía la gran extensión de agua salada sembrada por todos lados por plataformas petroleras en un febril movimiento daba cuenta de la prosperidad que ostentaba la principal empresa y que era el orgullo de propios y extraños.

Hoy, luego de casi 20 años de la invasión de la plaga roja, ese reducto de prosperidad se ha convertido en un húmedo cementerio de chatarra que no es más que una muestra del espantoso abismo en el que el Socialismo del Siglo XXI ha hundido a la estatal petrolera PDVSA.

En trabajo periodístico presentado por el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ), se ofrece una crónica que muestra la radiografía de la grave situación en que se encuentra el Lago de Maracaibo, convertido, según escriben, en un “reducto de crimen y hambre”.

Describen los periodistas que suscriben el trabajo, que debido a la falta de mantenimiento, miles de plataformas petroleras están paralizadas a lo largo y ancho del lago. Las orillas del lago se encuentran abarrotadas de barcazas, plataformas y lanchas oxidadas abandonadas “bajo el sol abrasador”

Muchos venezolanos recuerdan que los trabajadores petroleros de esa región, en épocas de la “4ta República”, ostentaban los más altos salarios del país y su calidad de vida era una de las mejores en todo el país.

Disfrutaban no solo de excelentes viviendas, sino también beneficios socios económicos muy por encima de los estándares de cualquier trabajador venezolano. El comodato era uno de ellos, en los que se hacían de grandes cantidades de alimentos de muy buena calidad y a bajos precios.

En estos tiempos rojos, el panorama luce desolador, el trabajo periodístico cuenta que “Los trabajadores de aquí alguna vez disfrutaron de los salarios más altos del país, de buenos beneficios de las compañías y de escuelas élite; este diciembre, el sindicato petrolero local evacuó una plataforma completa después de encontrar a sus petroleros desnutridos”.

El “galáctico” Hugo Chávez en un programa de televisión y bajo el sonido de un pito despidió a la mayoría de los trabajadores petroleros que no quisieron adherirse a la ideología roja.

Lo que provocó que la estatal petrolera fuera invadida por la brutal corrupción, a través de personajes incapaces que solo se dedicaron a extraer “los huevos de oro, pero matando a la gallina”.

Esto ha permitido que la producción petrolera del país haya descendido a niveles nunca antes vistos, debido al pésimo manejo de una serie de personajes rojos corruptos que han desfilado por las diferentes gerencias de la empresa en todo el país.

Y la región occidental no ha escapado de sus garras, provocando el desolador paisaje que rodea al otrora resplandeciente Lago de Maracaibo, que describe el trabajo periodístico del WSJ.

Uno de los trabajadores se lamenta ante los periodistas diciendo “Es como si fuésemos animales, bestias salvajes”, aludiendo a las condiciones en que trabajan en estos tiempos de crisis roja.

Por otro lado, otro trabajador petrolero explicó que su barcaza petrolera había estado esperando durante tres meses para navegar. “Todos los días faltaba algo: comida, aceite de motor, un remolcador. Su equipo de una docena de personas regresa cada día y espera hasta que llegue el momento de irse a casa”.

Explica dicho trabajo, que Venezuela posee las mayores reservas petroleras mundiales, pero duda que puedan ser extraídas con éxito del subsuelo a corto plazo, debido a las precarias condiciones en que se encuentra la empresa en estos momentos.

En tiempos democráticos muchos venezolanos estaban orgullosos de trabajar en la industria petrolera. Hoy, en dictadura; prefieren vender empanadas antes que arriesgar la vida trabajando en la PDVSA que debido a sus precarias condiciones, no les ofrece ni un mínimo de seguridad, por un salario que ronda los 2 dólares mensuales.

Te puede interesar: Estas son las pésimas condiciones en las que deben trabajar los empleados de Pdvsa Oriente

Chatarra de una instalación petrolera en el Lago de Maracaibo / Foto Fabiola Ferrero para The Wall Street Journal

 

Alexander Moreno se encuentra en la orilla contaminada del Lago de Maracaibo en Venezuela el 8 de enero. El lago de 5,000 millas cuadradas es un estuario rico en petróleo que se abre hacia el Golfo de Venezuela. Fabiola Ferrero para WSJ

Los restos de una casa en un complejo abandonado de PdVSA en Ciudad Ojeda / foto Fabiola Ferrero para WSJ

La contaminación muy visible a principios de este mes en las aguas del lago de Maracaibo. / foto Fabiola Ferrero para WSJ

Un cangrejo capturado en enero en el Lago de Maracaibo cubierto de petróleo / foto Fabio Ferrero para WSJ

En Cabimas, un hombre carga un salvavidas cubierto de petróleo extraído del lago de Maracaibo. Después de regresar del lago, los pescadores se empapan de gasolina para limpiar el petróleo empapado de sus cuerpos. / foto Fabiola Ferrero para WSJ

 

Una casa abandonada en lo que solía ser un complejo de viviendas Pdvsa en Ciudad Ojeda, en la región del Lago Maracaibo de Venezuela. Los trabajadores aquí una vez disfrutaron de los salarios más altos del país, beneficios de la compañía y escuelas élite / Foto Fabiola Ferrero para WSJ

 

Un monumento a los trabajadores petroleros que una vez prosperaron en el lago de Maracaibo adorna ruinosamente una plaza en Cabimas / foto Fabiola Ferrero para WSJ

La ropa cuelga frente a una casa en la ciudad de Cabimas el 10 de enero / Foto: Fabiola Ferrero para The Wall Street Journal

Un balancín petrolero dañado en Cabimas el 8 de enero. / Foto Fabiola Ferrero para The Wall Street Journal.

una plataforma petrolera inservible en el Lago de Maracaibo / Foto Fabiola Ferrero para WSJ

 

Redacción Secretos Revelados




Loading...

Déjanos tu comentario!